jueves, 14 de junio de 2018

Óscar Bermán, España no tiene recursos para atender a sus propios ciudadanos en situación de pobreza, pero si para acoger a los 629 inmigrantes del Aquarius.

La inmigración descontrolada está derribando gobiernos en toda Europa ante el ascenso de partidos y coaliciones cuyo identificador común es el control de esta inmigración, la expulsión de los inmigrantes ilegales y la defensa de las libertades y derechos que los europeos hemos conquistado a lo largo de siglos de lucha, educación, progreso tecnológico y duro trabajo. Todo ello plasmado en una cultura y tradiciones que compatibilizan de forma ejemplar la libertad individual y el derecho a la disidencia con el respeto a las normas de convivencia y la lealtad para con nuestros conciudadanos.

La república Italiana acaba de unirse a un cada vez más nutrido de países que hacen de la defensa de nuestras fronteras y de nuestros derechos, libertades y obligaciones el elemento principal de su política. Y es en el ejercicio de esta defensa que debemos entender la negativa Italiana y maltesas a acoger un nuevo barco fletado por traficantes de personas humanas que pagan para poder acceder al nivel de vida y de derechos sociales que tanto esfuerzo y sacrificio nos ha costado a los europeos. Porque estos son los verdaderos términos del asunto: El negocio del tráfico de personas, el de personas que quieren disfrutar del paraíso europeo dejando atrás a sus compatriotas y familias en el infierno africano, Traficantes de personas, negocio solidario de las ONGs que actúan como cooperadoras necesarias en ese tráfico ilegal y, finalmente, los que pagamos, todos esos negocios perdiendo el nuestros: socorrer a nuestros conciudadanos, a nuestros compatriotas.

Porque son esos, los españoles más necesitados, los que sufren en primerísima instancia la injusticia de esa solidaridad hipócrita que acoge, sin obligación de ningún tipo, a aquéllos más afortunados de entre los más desafortunados, para hacerse la foto de la solidaridad, como hacían los señorones de antaño que daban limosna a las puertas de su casa o la salida de la Iglesia a los más fuertes de entre los pobres, dejando su conciencia tranquila y a los más necesitados en el completo abandono.

Pero aquellos señores de antaño, al menos, daban su dinero. Los de hoy, dan el nuestro. Y dejan a nuestros compatriotas más indefensos en el agravio de ver cómo por ser españoles tienen menos ayuda que esos que, sin ninguna obligación, como si fuéramos un país rico y sin necesidades que socorrer, han sido magnánimamente recompensados con su entrada en España y el estatuto de refugiados. Mientras, todos esos españoles y españolas que apenas cuentan con algo más de 400 euros para sacar adelante sus vidas y las de su familia, con niños pequeños, españoles sí, pues ese parece el sino de su desgracia, malviven como refugiados en su propio país sin ninguna nación que los socorra. Españoles abandonados por la España que, rallando en la chulería, acoge a los ricos entre los pobres que pueden pagarse un pasaje al paraíso. Ese paraíso que es, para los nuestros, un infierno.

No he encontrado mejor resumen de la estulticia de periodistas y políticos solidarios con el dinero ajeno que un comentario en la noticia del barco de los afortunados en el diario El Mundo, el mismo que este martes pasado realizaba una encuesta entre sus lectores que rápidamente desapareció al comprobar los resultados. ¿Está usted de acuerdo con que España acoja a los 629 inmigrantes del Aquarius?. Resultado: de 15.863 votos un 70% NO. En el comentario, presuntamente una mujer, decía que llevaba mucho tiempo sin trabajar por enfermedad, que tenía hijos, que cobrara 475€ y se gastaba todos los meses casi 300€ en medicinas, que estaba harta de llamar a todas las puertas suplicando, que trabajaría arrastrándose si pudiera… y terminaba llamando miserables a los políticos. Esta, la de un sólo español o española viviendo África en España es la única encuesta que necesitamos. Todo lo demás es hipocresía, miseria moral y traición a los tuyos.

Gobierno socialista  a las órdenes de la ingeniería social con las pautas del mundialista Soros, que abre las puertas al efecto llamada, sin tener en cuenta las repercusiones que pueda ocasionar a nuestro país, dando cobertura a un nuevo modelo de desembarco. 

¿Para cuándo una ONG que ayude a los refugiados españoles abandonados por España, al menos igual de bien que España ayuda a los inmigrantes que pueden costearse el pasaje, a los traficantes y a las ONGs que se ganan su santidad hipócrita con nuestro dinero? ¿Para cuándo "Españoles solidarios"? Es muy fácil y muy barato.

Presidente Nacional de Nosotros
(Partido de la Regeneración Social
 Óscar Bermán

miércoles, 30 de mayo de 2018

El PSOE REINCIDE EN OTRO FRENTE POPULAR CONTRA ESPAÑA.

La moción de censura del PSOE al Gobierno de Rajoy tiene pocos visos. Pero su trascendencia no reside en el resultado sino en su valor diagnóstico. Pone al descubierto la ansiedad de Pedro Sánchez, y de todo el PSOE, por alcanzar el poder de cualquier modo y a cualquier precio. Aunque el precio sea la construcción de una pintoresca confluencia de fuerzas que tienen en común su desafección nacional a España, que recuerdan el Frente Popular que se constituyó a principios de 1936, y dio lugar a la guerra civil. Esta moción de censura es un tanteo de este nuevo “Frente Popular” para medir sus fuerzas. Pero también es un aviso que nadie debería ignorar.
Mariano Rajoy, que disipó la mayoría absoluta más abultada de la historia, ha llegado, en esta legislatura, a la culminación de su inutilidad política. Ha dejado que el secesionismo destruya la convivencia en Cataluña y ponga en jaque, dentro y fuera, a uno de los Estados modernos más antiguos del mundo. Rajoy, envuelto en corrupción, en un régimen corrompido, y con un CNI dedicado a tareas impropias (Vendettas, amedrentamientos y detenciones estelares para tapar escándalos), culmina su paso por la política, que dura toda su vida como adulto, convirtiendo el Estado de Derecho en Estado de desecho, y haciendo imposible llamar verdadera democracia al régimen antiespañol y anticonstitucional que sufrimos los españoles.
Así las cosas, precipitados los acontecimientos por la sentencia Gurtel y, lo que es más grave, los negros nubarrones judiciales que le pronostica, Mariano Rajoy y con él todo el silente y manso PP, dan lugar a que ese anhelo frentista del PSOE tome cuerpo en la moción de censura y vaya poco a poco encarnándose hasta las ya inevitables elecciones anticipadas. El verdadero ensayo general de Frente Popular vendrá tras la previsible y parca mayoría del PP, porque será entonces cuando secesionistas, socialistas y comunistas confirmen que el “Centro” descentrado y la “Derecha” desecha son absolutamente incapaces de ejercer el poder que el pueblo les entrego en las urnas. Los promotores del nuevo Frente Popular que se nos viene encima saben que las mociones de censura pueden perderlas en el Congreso pero ganarlas en la calle, convenientemente apoyadas por el agit-prop de la prensa y medios contrarios a los intereses de España.
Con esta moción de censura el PSOE, genuina organización, abre el camino que nos lleva directamente a la reedición del Frente Popular. Eso lo más preocupante de un asunto que, por lo demás, viene a poner el fin que merece sobradamente el Presidente de Gobierno con más poder y menos gallardía que hemos sufrido los españoles. Todos, incluidos los que le votaron, y los ciegos voluntarios que aún le siguen. El nuevo Frente Popular que se nos viene encima será el último daño, políticamente póstumo, que Mariano Rajoy y su PP desnaturalizado nos infringirán.
Será entonces, cuando los enemigos del bien común y de la libertad se unan de nuevo para acabar con España mediante una Confederación de taifas regionales. Pero, también, cuando los partidos y las personas den la medida de su valía y de su valor. Vendrán tiempos difíciles y, por eso mismo, llenos de esperanza, porque traerán la ocasión de que los impostores y los parásitos desaparezcan del escenario político, y los buenos españoles de siempre, los que en los momentos más difíciles remontan marcadores imbatibles, tomen las riendas de este gran país que aún sigue anhelando libertad, prosperidad y justicia, mientras otros anhelan frentes, manadas y desgarros.
Presidente Nacional de Nosotros 
(Partido de la Regeneración Social) 
Óscar Bermán Boldú  

martes, 22 de mayo de 2018

CATALUÑA A UN PASO DE OTRO ENFRENTAMIENTO CIVIL CRUENTO.



Durante los últimos cuatro años, hemos asistido en la Comunidad Autónoma catalana a la aceleración de un proceso sedicioso que ha envenenado la convivencia, dañado la seguridad jurídica, y malbaratado la recuperación económica. La desafección nacional, la fractura social, y la diáspora de empresas, son un problema extremadamente grave y muy difícil de solucionar y superar. Lo más probable y previsible es que los catalanes sufran durante varias décadas las consecuencias del delirante proceso secesionista. 

El daño producido por el secesionismo en todos los órdenes de la vida social debió evitarse desde el Gobierno, tomado a tiempo suficientes medidas cautelares, en vez de dejar que el secesionismo creciese y avanzase. La negligente demora en aplicar el artículo 155, y su menguada aplicación, dejan daños sociales, económicos y afectivos de difícil cura. 

El necio empecinamiento de Rajoy en proseguir con la política de apaciguamiento ha creado un gravísimo problema nacional que en cualquier país democrático de nuestro entorno se habría cortado de raíz desde el primer momento. Solo tenemos que repasar los países europeos, y extra-europeos, donde los partidos separatistas están excluidos de la política institucional, y condenados a la marginalidad, cuando no a la ilegalidad.

La aplicación sin complejos del Artículo 155 al completo habría cortado de raíz toda esta dinámica demencial. Habría servido para dejar meridianamente clara la unidad nacional de España, reconocida en la Constitución de 1978, y lo que es más importante, en la voluntad mayoritaria del conjunto de ciudadanos que integramos el pueblo español.

Una intervención firme y enérgica, sin complejos, podría haber evitado muchos de estos daños innecesarios y habría permitido, desde el poder del Estado, abordar una racionalización de las Autonomías, sustanciada en descentralización administrativa de los servicios al ciudadano, sin duplicidad legislativa, ni gestos de bilateralidad. 

Los culpables del daño causado a Cataluña y al resto de España son los presidentes de la Generalidad, con su demencial intentona secesionista. Pero los máximos responsables políticos son los Gobiernos de España que han estado alimentando al nacionalismo separatista, a veces a cambio de un puñado de votos, y por inconfesables motivos cuando los gobiernos del PSOE y del PP han gozado de mayoría absoluta en el Congreso.

En estos momentos nos encontramos con un anticonstitucional presidente de la Generalidad, Quim Torra, que con sus reiteradas muestras de su racismo supremacista, evidencia un odio visceral e irracional contra España y los españoles. Y ante esta aberración inadmisible, el Gobierno de España, presidido por un pasmado se limita a contemplar y mostrar algo de preocupación, y su deseo de que Torra entre en razón. 

Ante la flojera permanente de Rajoy, Albert Ribera aprovecha la ocasión y juega al juego de sacar tajada partidista de la debilidad y descomposición del errático Gobierno de España presidido por Rajoy, al que el supuestamente apoya.

Albert Rivera se esfuerza en crecer como líder nacional patriótico, en contraste con el mortecino y amortizado Rajoy. Pero solo tenemos que revisar la hemeroteca y encontrarnos con la cruda realidad que oculta en su trastienda política. Albert Rivera, invitado y participante del Club Bilderberg, ha dado suficientes señales de complicidad con los poderes mundialistas que mueven los hilos detrás del escenario secesionista, y que siempre manejan a sus peones en los dos frentes del conflicto. 

Y el conflicto que nos concierne, el enfrentamiento civil en Cataluña, está dando abundantes señales de empeorar. Ante esta amenaza, los partidos que supuestamente defienden España tienen el deber ineludible de hacer todo lo necesario para evitar una espiral de violencia que podría acabar en algo paralelo a lo ocurrido en 1936. A tal fin deben sacrificar sus intereses particulares, y afrontar con valentía la situación excepcionalmente grave en la que nos encontramos los españoles. En caso contrario todos serán responsables de lo que pueda ocurrir por su negligencia.

Lo realista es concluir que en Cataluña ya solo queda una solución: El rescate de competencias, y la puesta en marcha de la suspensión “sine díe” de la autonomía en Cataluña. Para a continuación hacer una reforma muy profunda del Estado, y de las Autonomías. Una reforma en clave nacional unitaria. Una reforma para que algunas regiones que conforman el territorio español no puedan volver nunca más a ser instrumentadas como incubadoras del secesionismo contra España. Una reforma que deje claro, de una vez y para siempre, que el pueblo español es el único depositario legítimo de la indisoluble soberanía nacional.

Y quienes propongan algo por debajo de esta exigencia demostraran que no son parte de la solución si no parte del problema. 

Presidente Nacional de Nosotros (Partido de la Regeneración Social)
Óscar Bermán Boldú  


lunes, 7 de mayo de 2018

COMUNICACIÓN 07/05/2018 - Abrimos la web de NOSOTROS





 CARTA DE PRESENTACIÓN


Abrimos la web de NOSOTROS a los ciudadanos españoles dispuestos a participar en nuestro proyecto político, que tiene la finalidad de reconstruir entre todos un Estado que responda a las necesidades y anhelos del pueblo español soberano.

El equipo directivo del Partido de la Regeneración Social lo formamos españoles de la sociedad civil que defendemos la prevalencia del merito personal, y al igual que la mayoría de nuestros compatriotas, vivimos de nuestro trabajo fuera de la política.

Nosotros, por patriotismo, sentido del deber y vocación de servicio, nos hemos atrevido a iniciar un movimiento político de regeneración social con el que defender y promover valores humanos y políticos que emanan del orden natural, y que están más allá del engañoso y caducado juego de etiquetas “derecha-izquierda”.    

Nos caracteriza la lucha contra el llamado Nuevo Orden Mundial, la condena explícita del sionismo, la defensa de la unidad política del Estado Español, la integridad territorial de España, y la identidad nacional y universal del pueblo español. Entendemos España como marco cultural y político de convivencia y solidaridad. Defendemos España como salvaguarda de derechos individuales y garantía de cumplimiento de deberes cívicos. Promovemos el derecho a la vida, la familia, la verdad, la libertad. Defendemos el derecho al trabajo, a la propiedad y prosperidad personal y social.

Te animamos a unirte y colaborar.


NOSOTROS PARTIDO DE LA REGENERACIÓN SOCIAL

Mayo de 2018

martes, 24 de abril de 2018

¿Quién es Inmaculada Colau? Una arpía tóxica, ridícula y sectaria.

Una antigua okupa, y trepa oportunista, que inicio su carrera política asumiendo el liderazgo activista en contra de los terribles desahucios, donde aprovecho las televisiones para hacerse un hueco en el imaginario colectivo en Barcelona, y más allá de Barcelona.

La Colau es corresponsable directa, junto a sus amigos secesionistas, de la situación desastrosa en la que ha degenerado la Ciudad Condal, otro ejemplo español de cosmopolitismo y polo de atracción turística de renombre internacional.

Antes que proteger a los industriales y comerciantes que dan empleo y pagan sus impuestos, la Colau prefiere proteger el negocio que las mafias chinas hacen con los manteros africanos que han violado las fronteras nacionales e invaden nuestra ciudad y otras ciudades de España.

Algo impropio de una persona que priorice el progreso de Barcelona. Pero lejos de rectificar, la Colau sigue protegiendo a los manteros ilegales y condena al comercio tradicional.

La Colau también respalda a los okupas, fomentando una práctica delincuencial que destruye el derecho de propiedad y la seguridad jurídica, solo tenemos que dar una vuelta por Barcelona.

La Colau, una enemiga de la industria farmacéutica, es corresponsable de que Barcelona haya perdido una gran oportunidad histórica, la de albergar la Agencia Europea del Medicamento. Colau ni siquiera viajó el 18 de octubre a Bruselas, donde el Gobierno español defendió la candidatura.

Doña Inmaculada Colau, en su sectarismo anticristiano ataca con saña a los católicos, metiéndose en un área que no le compete, mientras desatiende otras áreas que si están entre las funciones de un alcalde.

La Colau abre indiscriminadamente las puertas de Barcelona a los llamados refugiados, entre los que se camuflan toda clase de individuos, incluidos fundamentalistas islámicos, que no sabemos realmente quienes son ni porque se empeñan en entrar ilegalmente en España. No creemos que la Colau haga lo mismo con las puertas de su casa.

La Colau ha pretendido públicamente expulsar al Ejército Español de instalaciones públicas en Barcelona. Ese hecho habla por sí solo de su inconmensurable arrogancia e insolencia.

Inmaculada Colau ha tejido una red clientelar de perroflautas y otros parásitos inútiles, mientras no autoriza nuevos hoteles y amenaza al turismo de cruceros. Inmaculada Colau es lo peor que le ha podido pasar a la capital catalana. Ni Barcelona podía llegar más bajo, ni ella tan alto.

Ada Colau es un compendio de sectarismo antiespañol, demagogia barata y nepotismo. Carece por completo de “seny” una ciudad que está representada por una amiga de toda clase de secesionistas, incluidos algunos terroristas. Entierra definitivamente el mito del “seny” catalán, que los barceloneses la hayan dejado alcanzar la alcaldía y la mantengan al frente de la consistorio municipal.

O se actúa ahora, que aún estamos a tiempo, o Barcelona puede terminar convertida en un basurero urbano como Marsella. Pido por ello a empresarios, comerciantes, y sectores productivos de la ciudad condal que se movilicen e incluso consideren impulsar una objeción fiscal si continúa el empeoramiento progresivo de la ciudad.

Ada Colau pierde el rumbo continuamente, su ceguera como su fanatismo y su odio, le hace confundir la historia, calificar de “facha” al Almirante Cervera del Barrio de la Barceloneta, que murió años antes de la aparición del fascismo, es todo un poema. Todo lo que huela a militar o derecha o español, Colau se ciega hasta olvidarse de quien es ella en realidad.

Propongo la recusación de Ada Colau, y su sustitución por alguna persona sensata, preparada y ecuánime, que se ponga al servicio de Barcelona y del bien común de los barceloneses, cosa que en ningún momento ha hecho Ada Colau. No es tolerable que la segunda ciudad más importante de España esté representada y bajo el bastón de mando de una arpía toxica ridícula y sectaria que se entromete en asuntos que no son de su competencia municipal y desatiende aquellos que deberían preocuparle y ocuparle.

Ada Colau, y su grupito de onerosos desaprensivos, están arruinando a Barcelona y a los barceloneses día tras día. No se lo permitamos.

viernes, 20 de abril de 2018

Siria, actual escenario de la guerra terrorista contra la humanidad...

Al igual que antes su vecino Irak, Siria es hoy el actual objetivo de los mismos criminales sionistas que planificaron el atentado de falsa bandera contra las Torres Gemelas el 11 de Septiembre de 2001. Gran atentado inaugural del siglo XXI, que marcó un transcendental cambio de época, y cumplió su función como propaganda de guerra para quitar derechos civiles en EEUU y “justificar” con la patraña de las supuestas armas masivas irakis la posterior invasión y destrucción de Irak, e iniciar los siguientes capítulos de este diabólico plan hacia una nueva tiranía totalitaria de ámbito planetario a la que se ha dado en llamar “Nuevo Orden Mundial” y cuyos prolegómenos son el nuevo desorden mundial que acontece delante de nosotros.

Cada vez es más evidente que una privilegiada élite de plutócratas internacionales elabora estrategias globales para mantener e incrementar su dominio totalitario sobre la población mundial, decidiendo y planificando en secreto hechos determinantes en EEUU y en todo el mundo.

Esta élite supranacional, de la que el Club Bilderberg es solo “punta de iceberg”, designa, prepara, pone y quita jefes de Estado en EEUU y en otros países del mundo.

La población estadounidense se deja teledirigir desde los grandes medios de manipulación de masas, votando a presidentes manejados como marionetas desechables por la élite que se ha adueñado de EEUU. Y en el caso poco probable de sorpresa electoral, o de que el nuevo presidente osará poner en peligro los intereses de ese poder mundial sin rostro, los que ponen y quitan reyes, darían la orden de cambiarlo o de destruirlo, como ya han hecho otras veces.

Hasta ahora parecía que Donald Trump era un outsider rebelde con sus pares en la pirámide de poder, y que estaba actuando libremente por su cuenta, arriesgándose a tener el honor de ser el siguiente en la lista de presidentes asesinados por las cloacas del Estado, lista en la que destacan John F. Kennedy, y Abraham Lincoln. Pero con su explicito apoyo al Estado de Israel y su recién estrenada belicosidad contra Siria parece que Donald Trump ha despejado de su horizonte la amenaza letal de caer víctima de un complot.

Siria es un lugar geoestratégico vital para Rusia, y una de las mayores reservas mundiales de petróleo y gas.

Si de verdad se tratase de iniciar una confrontación bélica para salvar a los pueblos de las dictaduras que los oprimen, EEUU debería empezar por China, pero afortunadamente ni se plantea semejante locura, y al contrario, consolida y amplia sus buenas relaciones con China, que ya es la mayor potencia económica mundial, por encima de EEUU.

Que los que mandan en el gobierno de EEUU no crean que siempre podrán salirse con la suya y que siempre podrán engañar a todo el mundo disfrazando su bandolerismo internacional con cínicas monsergas humanitarias. La verdad es que EEUU una vez más, pretende usar en Siria la ley del más fuerte, ajena y contraria a los más fundamentales principios del derecho internacional. Pero la novedad es que hoy la Rusia de Wladimir Putin es la mayor potencia militar, por encima de EEUU.
Tengo algo más que fundadas sospechas de la veracidad o falsedad sobre la autoría de los supuestos ataques químicos del Estado sirio contra la población siria. De montajes muy parecidos saben mucho en el Pentágono, y en otros oscuros centros de poder fáctico.

Para averiguar la autoría de un crimen siempre hay que preguntar por la motivación, y a quién beneficia, y al presidente Bashar al-Ásad este crimen no solo no le beneficia en nada sino que le perjudica en todo. Además no hay pruebas contrastadas sobre el supuesto ataque químico ni parece que el presidente Donald Trump tenga ganas de encontrarlas y publicarlas. Solo tenemos unos videos que tienen toda la pinta de ser producto de otro montaje propagandístico de falsa bandera.

Montajes que forman parte de operaciones especiales de inteligencia militar, y que han sido y siguen siendo utilizados para pretender “justificar” con propaganda de guerra injustificables agresiones criminales contra naciones que no disponen de suficientes medios como para garantizar la defensa de su soberanía nacional. Pero Siria si dispondrá de esos medios, son los que les proporcionara desde hoy Wladimir Putin, no lo duden, así será.

La cada vez más poderosa y autosuficiente Rusia que lidera exitosamente Wladimir Putin defiende y seguirá defendiendo sus intereses estratégicos en Siria. Y en consecuencia defenderá a Siria de un ataque militar como si fuese Rusia la atacada, lo ha prometido con la mayor firmeza y claridad, y dispone de todos los medios para cumplir su promesa. Desafiar militarmente a Rusia es hoy 18 de abril de 2018 el colmo de la insensatez mas suicida.

Soy patriota español, y como tal, defiendo y exijo respeto a la soberanía nacional de España, y en justa correspondencia apoyo y respeto la soberanía nacional de todas las naciones que respetan la soberanía nacional de España, incluyendo a Siria.

Del mismo modo defiendo y exijo respeto a la integridad territorial de España, y también en justa correspondencia, yo respeto la integridad territorial de todas las naciones que respetan nuestra integridad territorial, incluyendo a Siria, naturalmente.

La monarquía wahabita de Arabia Saudita no puede decir lo mismo. Soros, Kissinger, Macron y otros dirigentes y agentes del sionismo no pueden decir lo mismo. Donald Trump y la mayoría de mandatarios anglosajones no pueden decir lo mismo. Sus lacayos en todo el mundo no pueden decir lo mismo. Y en estos momentos conviene recordar que entre los lacayos del sionismo no faltan, lamentablemente, algunos españoles; Mariano Rajoy, Puigdemont y Santiago Abascal, por poner solo tres notables ejemplos.

Con el propósito de acabar con la soberanía nacional siria, varios gobiernos supuestamente amigos de España han estado financiando a mercenarios internacionales que comparten objetivo militar con salvajes bandas islamistas que torturan y masacran cristianos allí por donde pasan.

Después del último bombardeo contra Siria, estamos en una situación que tiene demasiadas probabilidades de derivar en una espiral creciente de hostilidades y acabar siendo el desencadenante de la tan temida, profetizada y apocalíptica tercera guerra mundial. Dios no lo quiera.

Me repugna que el inepto Gobierno de España que padecemos los españoles, en lugar de mantener una prudente neutralidad se sume como servil ayudante a los perpetradores de esta salvaje carnicería promovida por los enemigos de la humanidad, y Rajoy que siempre ha presumido de sensatez y sentido común parece no ser consciente o no importarle si con su rastrero servilismo está metiendo a los españoles en una guerra en la que no se nos ha perdido nada y cuyas consecuencias podrían ser extremadamente terribles y aniquiladoras.

*Presidente de NOSOTROS (Partido de la Regeneración Social)