miércoles, 8 de abril de 2009

En memória de Carme Xart

El domingo fue un día triste, asistí al funeral de una compañera que en el trascurso del tiempo dejo huella en el Ayuntamiento de Palafolls. Muchos fueron los que decían que el PP y ERC tenían una pinza en la oposición en contra del gobierno del PSC y lo cierto que no era así, lo que pasaba era que Carmen Xart diferenciaba la situación municipal y sabia valorar cuando una cosa estaba bien o una cosa estaba mal, sin mirar el color del partido que fuera cuando se proponía alguna propuesta justa para el ciudadano. Por eso la relación que mantuve con ella fue magnífica, es fácil en estos momentos reconocer el trabajo que realizó pero yo creo que las cosas se agradecen en vida y con Carmen, trate siempre las cosas de frete y muy claras, por eso teníamos una gran amistad que algunos partidos no entendían y malinterpretaban.
Por eso desde el Partido Popular que yo represento elogio el trabajo y la dedicación que Carmen Xart supo hacer, entender que por diferente que uno sea ideológicamente no se tienen que perder las formas, esto era un derecho humano incuestionable para Carmen.

8 comentarios:

alicia alvarez dijo...

Una carta para ti

Nunca hemos sido amigas, pero fuiste tú la quien me empujó hacia la política, la que me dio esa fuerza para defender mis creencias.

Hace tiempo que por una cuestión vecinal “absurda” dejamos de hablarnos de saludarnos e incluso de mirarnos, todo por una cabezonería de ambas, que ahora ni antes tenía sentido.

Tú ya no estas, te has ido, ese maldito Cáncer ha ganado tu batalla, por la cual has luchado como lo que eres y eras una luchadora sin tregua, una superviviente en todos los ámbitos de tu vida.

No te lo he dicho nunca, pero te admiraba mucho por lo que eras y por lo que conseguiste para Palafolls.

Me arrepiento con todo mi corazón, las veces que he intentado picar a tu puerta para hablar y por cobardía me he dado la vuelta, ahora jamás tendré esa oportunidad.

Algún día nos volveremos a ver ahí donde estés, sentada en las nubes, mirando el mundo pasar ante tus pies, y podremos hablar……..

Dedicado a la Señora CARMEN XART (ERC , PALAFOLLS ), ex regidora del Ayuntamiento de Palafolls.

Descanse en paz.....

Alícia Álvarez

Celeste dijo...

Me ha llenado de tristeza que Carme haya muerto.
No hace mucho me preguntaba por ella, hacía tiempo que no la veía por Palafolls.
Aunque nunca llegamos a ser amigas, si que había hablado alguna que otra vez con ella y me pareció siempre una mujer de principios, ( aunque no los compartiera ), con mucha fuerza y sobre todo clase y humanidad.
Ella quería vivir a toda costa y sobre todos por sus hijos, ( aun pequeños ), pero el destino nos tiene señalada la hora, el donde y como nos vamos a ir de ésta vida y aunque tengamos todas las ganas y voluntad del mundo nada o casi nada se puede hacer.
Esta MUJER, es un ejemplo de fuerza, coraje y amor a la vida,y a su familia y a sus principios, ( algo que escasea mucho hoy en día )
Ahora está en otra dimensión, donde las tonterias de la vida y la prisión del cuerpo ya no cuentan.
Mando a su familia mis condolencias y a Dios mi felicitación por su nueva adquisición.
Con todo cariño dedicado a CARME XART, ( ante todo persona).
Francina.

Celeste dijo...

A proposito de la muerte de Carmen Xart......
Estos días su muerte ha sido la comidilla de Palafolls.Como pasa en todos los pueblos cualquier hecho fuera de lo común es tema de conversación durante días. Mucho más si la noticia es la muerte de alguien joven y con cierta relevancia en la vida pública del pueblo.
Han habido comentarios para todos los gustos, los típicos tópicos...., hasta aquí todo normal. Lo que ya no me parece nada normal son algunos comentarios que he oido en el pueblo sobre Carmen. Han sido comentarios muy desafortunados, tanto, que la han llegado a insultar y alegarse de su muerte. Me parece demencial, inhumano, grosero, maleducado, ordinario y muchos más clificativos que me ahorro para no ponerme a la altura de semejantes tip@s.
Carmen era un ser humano, con todos los defectos y virtudes que la naturaleza ha tenído a bien, o a mal otorgarnos.
No voy a santificar a un difunto, ( en éste caso difunta ), como se hace normalmente en éstas ocasiones, pero de éso a la cobardía de faltarle el respeto y alegrase de su muerte, cuando ya no está aquí, no puede defenderse y lo único que se puede conseguir es molestar y herir a su familia, cuando está pasando por semejante trago, me parece de una bajeza sin límites.
Me gustaría hacer una reflexión a quienes están haciendo semejante papel y preguntarles, ¿ os gustaría que éste comportamiento lo tuviera la gente cuando fallecieran vuestros seres queridos ?
Los y las que le están criticando, insultando y alegrandose de su muerte, huvieran debido de tener suficientes agallas para encararse con ella en su momento y en la cara, decirle claramente lo que pensaban.
Ahora es muy facil, ¡¡ como no hay posibilidad de replica, ¡¡ ancha es Castilla ¡¡, ¡¡ vamos a hacer leña del arbol caido.....
Me reitero en afirmar que eramos opuestas politicamente, no huvieramos coincidido ni en un millón de años..., pero no hay que olvidar que no solo ejercemos la política, ante todo somos personas, seres humanos y la política es solo un ámbito más de nuestra vida.
Carmen era, persona, madre, esposa, hija, sobrina, etc.etc, UNA PERSONA ¿ VALE ?.
A los que están teniendo éste comportamiento denigrante, les diré que la vida es cíclica y como un espejo, en algún momento de la vida vuelves al mismo punto, pero en el anverso del espejo, lo que hiciste, dijiste y deseaste, se volverá a favor o contra de tí.
Un saludo.

natalia dijo...

Yo no puedo decir que la admirara, era una persona que tenia y digo tenia principios, pero que cuando alguien no esta a lo que ella decía, ya no valías la pena, y te lo hacía pagar con creces, rencorosa y no muy buena gente.

Pero como todo se tiene que olvidar, que descanse en paz..

Se que es duro lo que digo, pero no todos los que mueren de cáncer o cualquier otra cosa son buenos y maravillosos, hay que reconocerles sus errores y no lloriquear cuando ya no merece la pena.

Celeste, no todos querían a carmen, y no todos la admiraban, ahora no valen las cartas de disculpas, ni decir que los que no opinan bien son hipócritas y todo lo que has dicho, recuerda que tenemos libertad de expresión no la vulneres tu también, no era perfecta ni buena, tenía sus cosas pero si no estabas con ella estabas en contra de ella, mis padres no compartían su ideología política y tuvieron la osadía de decirla cuatro cosas a la cara, desde aquel día ya no fueron amigos, los renegó, los insulto y los negó, solo por decirla lo que pensaban de su política y de su partido ERC. Y piensa que todo lo que oyes son verdades y duelen, pero no se puede ocultar lo que son las personas ahora que han muerto, carmen ya sabia como era y quien la conoce bien también.

Celeste dijo...

Natalia por lo que veo te has sentido identificada con mi escrito, ¿ la has insultado o te has alegrado de su muerte ?
Tu texto me parece bastante incoherente pues nada más empezar dices que hay que olvidar, que descanse en paz y todo seguido la pones a parir,(¡¡¡¡)¡¡ no te entiendo chica ¡¡
Yo jamás he dicho que Carmen fuera querida por todo el mundo, ( nadie lo és ),nadie pide como digo en mi segundo escrito que se la santifique, pues yo misma no soy amante de la típica frase para los difundos, ¡¡ ay con lo buen@ que era ....¡¡
Lo que digo es que el insulto, tanto si se está vivo, como muerto No libertad de expresión, porque mucha gente con éste cuento se pasa tres pueblos de maleducado y grosero.
Se puede decir lo mismo pero con corrección. Porque entonces cuando insultó( según tú, a tus padres ), ella también estaba ejerciendo la libertad de expresión, ¿ no ?, ¿ o solo la puedes ejercer tú ?
Ya he dicho que conocía poco a Carmen, tu dices que no era buena gente, que era rencorosa, ¡¡ pues vale ¡¡ ésa es tu opinión y la respeto, si con vosotros no se portó bien entiendo que ni muerta la tragueis, lo entiendo perfectamente, pero repito el insulto y ALEGRARSE de la muerte de alguien es muy fuerte, ¡¡ no creo que haya para tanto ¡¡, éso me parece bajo a mas no poder, Si tu lo justificas y lo etiquetas como libertad de expresión, esperemos que cuando pierdas a alguien de tu familia, y sobre todo si es alguien cercano ( ¡¡ éso duele mucho ¡¡)no te pase lo mismo. Porque por és regla de tres todo el mundo puede insultar y alegrarse de la muerte de alguien a placer.
Ella sabía perfectamente mi ideología política y jamás me hizo ningún mal papel, ni ningún feo, y si lo hubiera hecho , pues se la pone en su sitio, la borras de tus amistades y santas pascuas, ¡¡ con pasar de ella asunto arreglado ¡¡
A mi la supuesta dureza de tu texto, no me importa en absoluto ya tengo mis añitos y te aseguro que he vivido cosas mucho más duras, tu texto es un cuento de hadas a comparación de lo que me ha tocado vivir.La hipocresia es hacer una cara y luego dar la puñalada por la espalda, ¡¡ éso es hipocresía.
Lo que si que veo es que tu te dedicas a juzgar y te mofas de los escritos de otras personas, que por remordimientos, o lo que sea,
han querido rectificar, ( recuerda libertad de expresión , pensamiento y actitud ante la vida ).
Tal vez esté equivocada, pero con tu actitud veo que eres muy intransigente y que te crees la única válida para opinar, ¡¡ vamos que tu verdad y tu posición es la única correcta ¡¡ y te aseguro que hay muchas verdades, tantas como personas las interpreten.
Y como ya me he cansado del tema, pues corto y cierro y no pienso seguir con réplicas y contraréplicas.
Haz lo que quieras, di lo que quieras, pero recuerda, la vida es cíclica y como un espejo.........

alicia alvarez dijo...

querida natalia, yo no lloro ni me lamento hipocritamente en una carta, expreso un sentimiento, y lamento mucho su perdida, pues aunque no nos hablábamos era una gran persona, (por orgullo de ambas y tozudez), y eso es una verdad.

Nada más que añadir, no tengo porque dar explicaciones a nadie de lo que significa mi carta que es para ella.

Un saludo Oscar espero saludarte pronto.

alicia martin veiga dijo...

Hola a todas y a todos.

Yo no me alegro por la muerte de nadie, ni entiendo que se deba hablar mal de los difuntos, porque ya no están, ni para justificarse ni para rebatir argumentos.

Pero tampoco vamos a empezar con panegíricos de una persona que a mi juicio no se merece tampoco tantos ditirambos: cada día en nuestro pueblo alguien valioso nos deja, y pocas veces se oyen los elogios que debería merecer más que los de la persona de la que se comenta aquí.

Conocí a esta señora en Calella hace unos años, y ahora era mi conciudadana en Palafolls. Pero cuanto a su calidad humana, que lógicamente la clase política que trató con ella debe ensalzar por norma elemental de cortesía e imagen, dejaba mucho que desear.

No es la primera vez que vecinas o vecinos del pueblo que discutieron o intentaron razonar con ella sólo recibieron desprecios, injurias, humillaciones por su forma diferente de ver las cosas, y en ocasiones hasta su rencor y su odio reprimido, como algún otro comentario ya apunta.

Por no hablar del uso no ya partidista (hasta ERC en alguna ocasión mostrose incómodo con ella al frente de su grupo municipal) sino hasta en lo personal, abriéndose paso a codazo limpio, que hizo de los cargos que asaltó desde que llegó a nuestro pueblo, y que en muchos casos supuso pasar por encima de gente buena o arrinconarlos sin miramiento alguno.

Nadie debe escandalizarse pues, porque haya gente que recordando estas proezas, hable mal de ella, aunque como he dicho, no es correcto moral ni éticamente. Aunque inevitable lo juzgo, somos humanos. Y dejamos tras nosotros el recuerdo de nuestras acciones y de cómo vivimos.

Pero tampoco correcto fue el trato que ella dispensó a gente que sencillamente discrepaba ante sus actitudes prepotentes o cuasi tiránicas en algún momento. Y eso que en aquel momento la gente que sí se acuerda de ella y habla, también lo hizo con mayor o menor –más bien- fortuna, y sólo recibió sus calumnias y ataques.

Descanse en paz, pues. Pero también descansen bastantes personas de las que nada sabemos ni nos acordamos. Y alivio encuentren los que esta persona fue utilizando y manipulando por el camino, y aún viven con el recuerdo de sus maquinaciones y apetitos inconfesables.

Alicia Martín. Vecina de Palafolls.
Ciudadana catalana y española.

Celeste dijo...

No entiendo tanta polémica por una reseña bienintencionada sobre alguien que ha fallecido.
El que esté libre de pecado, que tira la primera piedra......