jueves, 22 de octubre de 2015

La sociedad evoluciona, las políticas se han de regenerar, escuchando nuevas alternativas...


Ayer me di cuenta que hay dos formas de hacer política, están los que apuestan por la sumisión del ordeno y mando, y los que apostamos por hacer política distinta, conciliadoras, cooperativas, y de esfuerzo común por el bien del ciudadano. 
 

Sigo pensando que marcar diferenciar y excluir poblaciones solo llega a la soledad. El voto es tan valioso en una población de 20.000 habitantes como una de 100.000, un político trabaja para los ciudadanos, tanto para los que piensan igual, como para los que piensan diferente, no me gusta diferenciar clases, es una opinión personal, pero nunca hubiera pensado que a uno le faltarán el respeto por decirlo, y por intentar cumplir con la obligación de ser candidato en las elecciones autonómicas, pero está visto y sentenciado que tenemos grandes diferencias en respeto a la libertad de pensamiento, en organización, en estructura y planificación... Hay quien se pregunta quién soy yo para defender algunas posturas diferentes, pues soy Óscar Bermán Boldú, a algunos se les tenía que caer la cara de vergüenza antes de tratar de dar lecciones, lecciones de qué van a dar?....de peloteo, de conspiración, de malmeter a personas que lo único que queremos es que funcione nuestro partido,y que además es de todos, menos lecciones y mas trabajar... conocéis la lealtad? Los principios?, los valores?...


La sociedad evoluciona, las políticas se han de regenerar, escuchando nuevas alternativas, nuevas formas de trabajo en equipo, con más visión social de crecimiento global, pero hay quien quiere seguir así y no quiere escuchar... cada día os encontraréis más solos, si que es verdaderamente cierto que los trapos sucios se lavan de puertas para dentro...pero de qué sirve si solo tenéis razón vosotros y a la mínima que opinamos, refregáis el cargo... yo no seré perfecto,claro que no..... pero acordaros que vosotros tampoco. Y yo no defraudare a quienes confían en mí, es bueno recordar que la mente es como un paracaídas, no sirve para nada si no se abre. 
 

1 comentario:

Martín Garcia Garcia dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Oscar.