jueves, 17 de noviembre de 2016

Óscar Bermán medita su salida del PP: “La lucha ya no es entre derecha e izquierda, sino entre el globalismo satánico y el patriotismo identitario”

L. Romero.- - RAZONABLE, LEERLO. “Esto ya no es una lucha ideológica entre derecha e izquierda. La victoria de Donald Trump ha definido los trazos: lo que está en juego es una lucha entre el Bien y el Mal, entre el patriotismo identitario y el globalismo satánico. Por desgracia, las evidencias apuntan cada día más a que mi partido está alineado con lo segundo. Esto evidentemente ha debilitado mi identificación política con el PP y alejado de sus postulados”. Son declaraciones hechas hoy mismo a AD por el presidente y portavoz municipal del PP en la localidad barcelonesa de Palafolls, Óscar Bermán.


Anuncia que el próximo 2 de diciembre, su partido celebrará una asamblea de militantes y simpatizantes de Palafolls para explicarles su posición y tomar una decisión respecto a su futuro en el partido. “He sido fiel al PP durante casi treinta años. Me he enfrentado como cargo público a los separatistas y al terrorismo de ETA en la época en la que muchos compañeros cayeron asesinados. He soportado insultos, injurias, amenazas e intentos de agresiones. No me importó porque en ello me iba mi compromiso como militante. Fui ultrajado por algunos compañeros de la dirección catalana del PP por mis declaraciones contra Ada Colau o contra la mafia feminista y tampoco me importó porque entendía que estaba defendiendo la dignidad de mucha gente. Defendí a La Legión en contra del equipo de gobierno de Palafolls y mi partido me dejó sólo. Agredieron a mi padre en el Ayuntamiento y ni un sólo dirigente regional mostró el más mínimo interés. He luchado contra la corrupción, contra el separatismo, contra la izquierda radical, por todo aquello que figura en nuestro ideario político. Y lo hice con la mayor dignidad y capacidad que me fue dada. Me he posicionado siempre en favor de las raíces cristianas del PP y en contra de la islamización de nuestras sociedades, y fui acusado de xenófobo por algunos de mis compañeros. Me descalificaron por apoyar a Trump mientras permitieron a Celia Villalobos y a Cristina Cifuentes posicionarse a favor de la abortista Clinton. Muchos me preguntaban por qué aguantaba tanto. Pensaba que esto podía cambiar, que el giro de occidente hacia el antiglobalismo y hacia posiciones identitarias haría que mi partido redefiniera su discurso. Por desgracia no ha sido así. Las últimas declaraciones de Margallo contra Donald Trump han sido la gota que ha desbordado el vaso. Criticar a Trump porque pretende ser fiel a su compromiso electoral de expulsar a los ilegales con antecedentes, lo que debería ser imperativo para cualquier líder, ha sido la constatación de que el PP ya es parte del problema para la supervivencia espiritual, cultural y étnica de occidente. Y lo es en la misma medida que Podemos o el PSOE. Si alguien que fue ministro de Exteriores de mi partido está más cerca de Soros que de los votantes cristianos de Trump, entonces es que éste ya no es el proyecto político que pueda representar algo diferente a lo que representa el progresismo. Los dirigentes del PP, no sus militantes, se nutren ideológicamente del marxismo cultural para implementar políticas contrarias a la identidad cristiana de España”, manifestó.


Tras reconocer que el liderazgo “político y moral” que ejerce sobre él Donald Trump es muy superior al de Rajoy, Bermán apuesta de forma terminante por el nacionalismo identitario como clave para la redención de España y el resto de Europa: “Europa se ha olvidado de Dios, perdida en los últimos tiempos tras las dos guerras mundiales que, si bien hubo heroíca persecución contra el comunismo ateo y enemigo de la civilización cristiana, a la vez aceptó el nuevo paraíso terrenal del liberalismo, igualmente ateo-práctico, sin confesión directa, pero arrancando a Dios de sus constituciones civiles y el ataque secular de los enemigos de Dios y de las patrias. Europa viene sembrando ese falso igualitarismo llamado democrático, para allanar el terreno a la dictadura mundial que pretende, al fin, a través del control económico, instaurar el reino del becerro de oro, aunque más del oro que del becerro. Tratan así de arrebatar el Reinado social de Cristo por el Dios Mammón de la supuesta y única bienaventuranza terrenal. De esta ingratitud contra el Creador, que mientras más favorece al hombre, éste más se olvida de su origen divino, trascendente y sobrenatural, muy bien puede cosecharse el fruto del castigo divino a través de fenómenos catastróficos naturales (como aviso), o de guerras y de calamidades propiciadas por la misma soberbia humana. No es Dios el culpable de nuestras miserias. Es la criatura humana que repite aquella voz soberbia de Luzbel: ‘Non serviam’ (No te serviré”). En definitiva, Europa se ha alejado de Dios y Dios ha abandonado a los europes”. Son declaraciones hechas hoy por el presidente y portavoz municipal del PP en Palafolls (Barcelona), Óscar Bermán, principal representante del cada día más numeroso colectivo de identitarios que pueblan su partido”.


Señala que “sin el cristianismo, creador de Europa y, sobre todo, de sus valores, esos valores que damos por sentados como si hubieran nacido con la Humanidad, nuestra civilización es cosa vacía y sin sentido”.
“Ese concepto de hombre libre es lo que ha creado Europa y visto lo que hay por el mundo, no cabe duda que la filosofía que crea Europa es muy superior a las demás y a la vista está el desarrollo del pensamiento europeo. Pero interesa un pueblo esclavo, por eso hay que cambiar toda la manera de pensar y como consecuencia que desaparezca Europa y para ello lo mejor es abandonar a Dios y, no contentos con eso, hemos cambiado hasta las raíces naturales de nuestra vida”, añade el todavía dirigente popular catalán.

Campaña contra el Cristianismo

Bermán hace hincapié en la descarnada campaña desatada contra el Cristianismo en Europa, de la que responsabiliza sobre todo a políticos e intelectuales liberales y progresistas al servicio de la élite mundialista. “Es una batalla –denuncia- entre una cultura laicista difusa y hegemónica y una minoría cristiana que trata de resistir una avanzada de barbarie ética. Si a esto se agrega la presión islámica, entonces yo me siento preocupado por el futuro de Europa. Y si se agrega la crisis demográfica europea, tengo derecho a estar preocupado y llamar a todos la atención”.

Por otra parte, cree que “la incitación a la barbarie, la presión islámica y la crisis demográfica han adquirido en España tintes siniestramente agoreros bajo la influencia de la izquierda, aun cuando hayamos asistido a un progresivo asentamiento de sus fundamentos desde hace más de tres décadas. Y sin olvidar, por supuesto, los antecedentes del siglo XIX y los revolucionarios del XX”.

También advierte sobre la influencia cada vez mayor de los católicos de obediencia progresista. “Un recurso demagógico que sólo encandilará a mentes mediocres; pero, de hecho, la falacia, una vez vertida y convenientemente asumida, ha supuesto para muchos católicos un factor que ha terminado revolucionando su pensamiento, que favorece y estimula, al propio tiempo, erupciones violentas de una extrema izquierda que actúa con inocultable oportunismo e impunidad”.


“No hay que rebuscar mucho: José Bono. Se dice católico, pero le asoma la oreja del garaudysmo. Y no por casualidad. Mamó de las ubres ideológicas de su maestro Tierno Galván, en cuya leche se mezclaban marxismo, masonería, cinismo y superchería. No pierde ocasión proclamar tesis groseramente heterodoxas, de participar en saraos de los suburbios radicales apegados a lo que llaman experiencias paleocristianas o de votar a favor del crimen abortivo en flagrante contradicción con su retóricos alardes de cristiano. Se alinea con lo que entienden los teólogos de la liberación la Iglesia de los pobres. Pero nunca perdió comba a la hora de utilizar el poder para enriquecerse sin freno”.

“Julianistas”

Denuncia por otra parte que muchos políticos liberales europeos están colaborando con la progresiva islamización del viejo continente. Los tacha de “julianistas”. “Me refiero obviamente al Conde don Julián que traicionó a su rey, facilitó el paso del Estrecho a las huestes bereberes de Tarik, puso a sus milicias judaicas al servicio de los invasores mahometanos que no dejaron piedra sobre piedra de las basílicas visigóticas y barrieron a sangre y fuego casi el entero territorio peninsular. Una dura batalla que duró ocho siglos hasta su definitiva expulsión. El actual julianismo ha instrumentado una falaz versión de la verdadera historia de aquella larga pugna con la pretensión de orlar a aquellos musulmanes de pacíficos y cultos conviventes frente a unos cristianos atrasados e intolerantes. Una sórdida cobertura dialéctica a la estimulada y protegida desde el poder nueva invasión musulmana”.


Prosigue el concejal y líder de los populares en Palafolls: “Una reciente y hábilmente instrumentada encuesta entre musulmanes concluye que la mayoría están contentos y satisfechos de vivir en España. ¡Faltaría más, después de las ayudas sociales y otros beneficios de que disfrutan! Sólo una minoría disiente. Salen a la palestra en llamativa coincidencia los políticos progresistas, de los que también tenemos en el PP, para corroborar que de los cientos de mezquitas abiertas en España, apenas si en un 5% de ellas los imanes propagan el extremismo fundamentalista. Una manera solapada de admitir que unas decenas de miles de fieles a Alá son coránicamente preparados para el terrorismo”.

Óscar Bermán dice compartir por último las reflexiones del filósofo Marcello Pera: “la tenaza que configuran la cristofobia laicista y la Alianza de Civilizaciones, ambas llevadas a radicalismo extremo por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y continuadas por el gobierno de Rajoy, amamantan un nuevo monstruo totalitario y conducen a la muerte de Europa. También, y aún antes, la de España”.



http://www.alertadigital.com/2016/11/16/berman-medita-su-salida-del-pp-la-lucha-ya-no-es-entre-derecha-e-izquierda-sino-entre-el-globalismo-satanico-y-el-patriotismo-identitario/ 

No hay comentarios: