lunes, 22 de febrero de 2010

En el barrio de Sant Luis hay calles en las que no se recogen los desechos desde hace una semana...


Siguiendo con los innumerables problemas que últimamente existen en el barrio de Sant Luis, a raíz de las caóticas y larguísimas obras, ahora le toca el turno a la recogida de basuras.
En el barrio de Sant Luis hay calles en las que no se recogen los desechos desde hace una semana debido a la imposibilidad y dificultades que tienen para acceder a ellas los camiones de la basura.

Los desperdicios se amontonan, las ratas se pasean a sus anchas y los vecinos sufriendo los malos olores, los roedores y la insalubridad que conlleva todo ello. La basura es una fuente gérmenes, bacterias y suciedad que pueden ser fuente de problemas sanitarios y ambientales.
No se ha buscado ninguna solución provisional, la basura se ha quedado donde está y los que pagan las consecuencias son los sufridos vecinos del barrio.

Cuando se planifican unas obras hay que tener en cuenta todos los factores y si se presentan imprevistos se debe tener la suficiente capacidad de reacción para buscar soluciones inmediatamente. No se pueden dejar los problemas colgados y dejar que se vayan amontonando sin hacer absolutamente nada.

El barrio de Sant Luis no es el único que padece la falta de regularidad en la recogida de la basura.
Las urbanizaciones también tienen deficiencias con respecto a éste servicio. En algunas de ellas cuando peor funciona el servicio es en verano, momento en que es más necesario ya que se incrementa en número de residentes.

Todos los ciudadanos tenemos que pagar impuestos y los de Palafolls no somos una excepción. Entre ellos está uno de los más caros, que es el de la basura. Se justifica su carestía por el hecho de que hay que separar los restos porque la gente aun no recicla lo suficiente, pero en vista del servicio tan deficiente que ofrece el ayuntamiento todavía parece más caro. Los ciudadanos tenemos unas obligaciones, pero también unos derechos y no se puede pretender pagar por nada.

Queda muy bien decir en los medios que nuestro representante o sea el alcalde, se preocupa por el pueblo y sus habitantes, pero lo que está claro es que el movimiento se demuestra andando y que las palabras se las lleva el viento.

1 comentario:

Celeste dijo...

El alcalde se piensa que Palafolls es su feudo y el regenta el señorío como le viene en gana. Pero está muy equivocado, ni es su feudo, ni somos sus vasallos.
Tiene unas responsabilidades que debe cumplir y si no se siente capaz que deje paso a alguien más preparado y con mas ganas de trabajar para el pueblo, pero realmente y no de boquilla.
Pero seria mejor decir, que mas que un señor feudal, se cree un faraon, en vista de las piramides que se están construyendo en la entrada de Palafolls.
Todo, menos hacer cosas útiles para el pueblo.
La comunicación entre Palafolls y Sant Luis nada, los parkings de tierra, ¿ para que asfaltarlos ?
el instituto SEIS años para cosntruirlo, las obras de Sant Luis, mal proyectadas, mal acabadas y compitiendo con la Sagrada Familia en el tiempo de realización,total, un desastre...